Okupas: Evita que entren en tu casa

La okupación es una de las grandes preocupaciones de los propietarios de viviendas a la hora de marcharse de vacaciones o ausentarse por un tiempo de su casa. Otros posts recomiendan inversiones millonarias en seguridad como puertas blindadas, cerraduras inteligentes, temporizadores que enciendan y apaguen las luces, esprays automáticos de gas pimienta, etc. Lógicamente, todo lo que puedas añadir a tu sistema de seguridad es bienvenido, pero no hace falta convertir tu casa en una base militar para que no te la okupen. En Stop Ocupación te traemos algunas claves sencillas para evitar que los okupas entren en tu hogar sin que tengas que gastarte miles de euros en tu seguridad y la de tu familia.

¿Han okupado tu vivienda?

Tranquilo/a, nosotros nos encargamos de todo

Que parezca que estás en casa

Las casas que se suelen okupar son aquellas que llevan vacías un tiempo considerable. Para asegurarse de que no hay nadie, los okupas estudian los alrededores y, si pueden, el interior de la vivienda, en busca de señales de que los propietarios se han ausentado durante un tiempo.

Utilizan métodos tan simples como, por ejemplo, poner un papel en la puerta, de manera que si éste no se cae, significa que la puerta no se ha abierto en todo ese tiempo y, por lo tanto, no hay nadie dentro. Para evitar esto, pídele a un vecino de confianza que observe tu puerta y los alrededores de tu vivienda durante tu ausencia y, en caso de detectar algo sospechoso, te informe inmediatamente.

Los okupas vigilan mucho las ventanas y los jardines. Si vives en un bajo, es recomendable tener barrotes en las ventanas. Si te vas de vacaciones y dejas todas las persianas bajadas completamente, en uno o dos días los okupas sabrán que en tu casa no hay nadie y que podrán okuparla sin problemas. Por ello, es importante que el exterior de tu vivienda dé la sensación dentro hay actividad. No bajes del todo las persianas, déjalas a diferentes alturas. Si tienes plantas en las ventanas o en el jardín, no las guardes dentro, déjalas fuera para que parezca que en cualquier momento puedes salir a regarlas. En el caso de que tu tendedero sea visible desde fuera, es recomendable dejar algunas prendas a la vista para que los okupas piensen que estás a punto de recogerlas.

Vigila tus redes sociales

A todo el mundo le gusta el «postureo» en vacaciones, pero sentimos decirte que es uno de los peores enemigos de la seguridad de tu vivienda. Aunque no te lo creas, los okupas estudian las redes sociales de los inquilinos para ver si están en casa o si se han ausentado. Te recomendamos que no hagas públicas tus cuentas en redes sociales, de manera que si compartes fotos o vídeos sobre tus vacaciones, lo hagas con personas de confianza. Tanto Twitter como Instagram o Facebook tienen opciones para restringir el acceso de personas desconocidas a tus publicaciones.

Ten cuidado también con solicitudes de amistad sospechosas en tus redes sociales, ya que, aunque tengas tu cuenta privada, pueden seguirte con cuentas falsas o anónimas si sospechan que tu casa no está habitada.

Alarma visible: Disuade a los okupas

Sin duda, la mejor forma de que no okupen tu casa es disuadir a los okupas de hacerlo. El hecho de colocar una alarma antirrobo a la vista con su correspondiente pegatina y certificado de seguridad hace que los okupas se piensen dos veces el hecho de intentar entrar en tu casa. Si además este sistema está dotado de videovigilancia, verás en directo quién está entrando en tu casa y podrás denunciarlo inmediatamente a la policía.

Si a pesar de estar siendo grabados los okupas han decidido entrar en tu casa, un elemento disuasorio muy efectivo es el sonido de la propia alarma. Asegúrate de que la alarma que contrates tenga un sonido potente, que haga que los intrusos se asusten al escucharlo durante varios minutos.

Si tu ausencia es muy larga…

Si tu casa va a estar vacía durante mucho tiempo, bien porque te has mudado a otra vivienda, o bien porque no es tu residencia habitual, una de las mejores maneras de evitar una okupación ilegal de tu propiedad es alquilarla. De esta manera, además de cubrir los gastos que genera una propiedad vacía, los inquilinos se encargarán de mantenerla en buen estado y, además, mantendrán la actividad necesaria en el interior de la vivienda para que los okupas no se fijen en ella.

En este caso, trata de alquilar tu propiedad a personas que te inspiren confianza y evita colgar carteles de «se vende» o «se alquila», pues suelen ser sinónimos de «vivienda vacía». Muchas aplicaciones y portales de alquiler y compra de vivienda ofrecen la opción de no especificar la dirección exacta del inmueble hasta que el propietario lo autorice. Asegúrate de tener esta opción habilitada si ofreces tu propiedad en dichas plataformas.

Desokupa
tu vivienda en 72 horas

Contacta con nosotros y te ayudaremos con tu problema de Okupación

Somos tu solución anti okupas

A pesar de todos estos consejos, puede ser que los okupas entren en tu casa. Si se da esta situación, nunca te enfrentes directamente a ellos. En Stop Ocupación te ofrecemos una solución rápida y completamente amparada por la Constitución de la mano de los mejores profesionales en mediación y negociación. Ponte en contacto con nosotros estés donde estés y recuperaremos tu casa.

Tabla de contenido

Suscríbete a nuestra newsletter

y conoce nuestros casos de éxito

Desocupa tu casa fácil y rápido

Nuestro equipo se encuentra en continua formación en técnicas de mediación con okupas, psicología y normativa legal para ofrecerte el servicio de desokupación más actualizado.

O llámanos al
910 312 524 / 621 292 512

Desokupa tu casa

Con la empresa de desokupación

de España